Lo dijo Ayn Rand:

    Cuando adviertas que para producir necesitas autorización de quienes no producen nada; cuando veas que el dinero fluye hacia los que no trafican con bienes, sino con favores; cuando percibas que muchos se hacen ricos por el soborno y las influencias, más que por el trabajo; cuando compruebes que las leyes no te protegen; cuando contemples la corrupción recompensada y la honradez arrinconada, entonces podrás afirmar sin temor a equivocarte, que tu sociedad está condenada.

Oviedo Archives - Eloy Caballero

No temáis a los que matan al cuerpo

He aquí una inscripción en latín en Oviedo, Iglesia de San Francisco de Asís, Plaza de la Gesta. Solo la he visto traducida en una web y tiene un matiz erróneo, y no en la traducción en sí, sino en la transliteración de la propia inscripción (occisum en vez de occidunt), que creo que queda… read more »

Sidebar



Si continuas utilizando este sitio, significa que aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar