Material registrado:

    Safe Creative #1709190281730

    Suscríbete:

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Símbolos mágicos en la calle Espíritu Santo de Madrid

Sin duda se trata de una de esas cosas a las que Jung se refería como «sincronías». La calle Espíritu Santo de Madrid ha ido, poco a poco, con el paso de los años, atrayendo y alojando una serie de negocios, anuncios y pintadas que tienen un punto de convergencia: son símbolos mágicos. En la esquina con la calle de la Madera nos recibe un fantasma y una mujer nos recomienda silencio: no revelar los secretos o no echar perlas a los cerdos: audi, vide, tace. Es curioso que antaño muchas esquinas de las ciudades del orbe cristiano se adornaban con vírgenes o santos, pues los cruces de caminos siempre se han tenido por lugares cargados de energía y proclives a ser usados por entidades malignas para entrar desde la dimensión sobrenatural y acechar a los humanos. En esta época descreída nos despachamos con un fantasma.

Ya en la propia calle Espíritu Santo, un negocio se nos anuncia con el nombre Snapo y un diablo en actitud burlona corona el dintel del «portal» que hay que atravesar para ver una tienda de ropa.

En la acera de enfrente y casi a la misma altura, otro demonio anuncia la entrada a un negocio que además se califica como templo: El templo de Susu. Otra vez tenemos que atravesar un «portal» con dintel adornado con una imagen maligna para entrar nada más y nada menos que a un «templo».

Unos pasos más hacia adelante, se venden sándwiches con juego de palabras que santifica un vocablo tomado del inglés, reclamo gráfico de un símbolo solar, y manos que animan a la oración piadosa con eslogan tomado de la liturgia católica. Estas manos, sin embargo, llevan puesto un anillo con la calavera, símbolo del culto a la muerte, que hoy se porta de manera harto inconsciente en camisetas y joyas sin reflexionar sobre su significado.

He aquí la contradicción del detalle del símbolo del culto a la muerte con las manos en actitud de oración.

Otro negocio, un poco más adelante, adopta una de las versiones paganas de los viejos símbolos trinitarios, el trisquel. Esta versión en particular es propia de Italia, lo que por otro lado cuadra bien con un negocio llamado «Il Siciliano». El trisquel también está presente como reclamo en la esquina del negocio de la calle Espíritu Santo con la calle, atención, otra más de simbolismo, Jesús del Valle.


Y finalmente, la entrada a la calle Espíritu Santo desde la Corredera Alta de San Pablo se ha de hacer pasando bajo unos zapatos colgados de los cables, símbolo este de iniciación en algunas sociedades secretas.

Así pues, la Calle Espíritu Santo de Madrid, con conexiones desde calles con nombres religiosos como San Pablo o Jesús del Valle, ha atraído en sincronía mística durante los años pasados a todo tipo de símbolos mágicos en sus esquinas y negocios: fantasmas, demonios, trisqueles, soles, calaveras y algunos más que me guardo para dejarle campo al explorador. Sin ir más lejos, esta última foto incluye el nombre de un animal que se consideró mítico durante mucho tiempo, pero cuya existencia real en el pasado y extinción no tan lejana se comprobó después.

Comments

This post currently has one response

  • Qué interesante lo que cuentas en este artículo!
    Me hace descubrir cosas nuevas en lugares que tenía por muy conocidos.
    Echo de menos que cuentes más cosas sobre el significado de esos símbolos aunque claro, siempre queda la posibilidad de investigarlos por nuestra cuenta.
    Gracias por enseñarnos a mirar con atención lo que damos por sabido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sidebar