Material registrado:

    Safe Creative #1709190281730

    Suscríbete:

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Clavileño: una experiencia 4D

Imagen de Clavileño el aligero
Clavileño el aligero, por Guzmán

Hace unos años, durante una visita a la gran noria de Londres, asistí a una proyección de lo que entonces se llamaba sistema 4D. La cosa consistía en que se acompañaba la emisión de un documental que veías con gafas 3D, con el salpicado, coordinado con las imágenes, de algunas gotas de agua cuando salía la ola y con el soplido de aire caliente cuando el volcán entraba en erupción. Las mentes pensantes del mundo del entretenimiento no paran de hacerse la cabeza caldo para sacarnos los cuartos de bolsillo. Pero sobre todo, este episodio 4D me recordó la peripecia de ficción que don Quijote y Sancho pasan en el episodio de Clavileño. El caballo mágico hecho de madera no escapa al enfoque pesimista, en general, y a la vista de las experiencias quijotescas, que Cervantes pone sobre las tecnologías de su época.

Como en el caso del documental 4D que yo vi en Londres, también los duques han dispuesto la tramoya necesaria para que, mientras tienen vendados los ojos, amo y escudero sientan vientos, brasas y explosiones a base de fuelles, abanicos y cohetes tronadores. Clavileño ha sido fabricado por el gran mago Merlín y se gobierna con una clavija que tiene en la frente y que le sirve de arranque y freno. De esta manera vuela por los aires con tanta ligereza que:

Parece que los mesmos diablos le llevan

Y se diría que sus mecanismos de vuelo están compensados por sistemas de navegación GPS con giróscopos, pues es tan estable que:

Se puede beber en taza sobre él

Clavileño es una máquina que no come, ni duerme, ni gasta en herraduras. Con él, el gigante Malambruno hace viajes por diversas partes del mundo. Merlín se lo regaló a Pierres, y éste aprovechó para hacer con él grandes viajes y realizar dudosas hazañas, como el secuestro de Magalona.

Hoy está aquí, mañana en Francia, el otro día en Potosí

Merlín, el creador de Clavileño, es ya en época de Cervantes el francés archimago legendario, profeta, astrólogo y príncipe de los encantadores. En la cueva de Montesinos se nos aclara que no es que sea hijo del diablo, sino que:

Supo un punto más que el diablo

En la caravana del bosque que los duques también montan como pantomima engañosa, el propio Merlín se presenta como:

Príncipe de la magia y monarca, archivo de la ciencia zoroástrica…

Ciencia magia y religion en el Quijote

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sidebar